Yoga para niños

Home / Actividades / Yoga para niños
yoga_ninos

Como ya conocéis, los beneficios de esta disciplina, tanto para los niños como los adultos son muchos.

Cuando hacen yoga, los niños adquieren conciencia de su propio cuerpo, aprenden a reconocer cada una de sus partes y a adoptar buenas posturas para evitar futuros problemas, por ejemplo, de espalda. Además, fortalecen los músculos y adquieren flexibilidad.

Los ejercicios que se realizan, estimulan la armonía interior, que constituye la base para que, en un futuro, los niños puedan construir una vida más equilibrada.

Canaliza la energía, ya que el yoga infantil les ayudará a canalizar su energía, les enseñará a relajarse y fomentará la concentración. Además, el yoga es un excelente ejercicio, por lo que, si se practica desde pequeños, los niños aprenderán a seguir un estilo de vida más activo que les ayude a mantener a raya el sobrepeso y la obesidad.
Además, al enseñarles a calmar la mente, el yoga también contribuye a evitar el problema de la ingesta emocional.

Por supuesto, el yoga no solo es beneficioso a nivel físico sino también mental. De hecho, es una práctica excelente para los niños más tímidos y vergonzosos ya que les ayudará a perder el miedo a relacionarse. Estos ejercicios fomentan la confianza en sus capacidades y eleva su autoestima.

Estimula el autocontrol, ya que los ejercicios de yoga son muy eficaces para este aspecto y se puede lograr, que el niño desarrolle sus propias estrategias para gestionar sus emociones. De hecho, el yoga les ayudará a lidiar con la frustración y la ira, enseñándoles a ser pacientes y canalizar mejor esas emociones negativas.

Por último, añadir, que fomenta el autoconocimiento, ya que el yoga, no solo potencia el conocimiento del cuerpo sino también de los estados mentales. Estos ejercicios les permiten a los niños aprender más sobre sus emociones y pensamientos, a la vez que les enseña que los límites físicos pueden ser superados.